Manejando el Tiempo de los Deportes de Equipo en Familias Separadas

Resumen

  • Un padre separado se preocupa por el tiempo que los deportes de equipo consumen de su tiempo de visitas con sus hijos.
  • La hija de 10 años está interesada en el softball y el hijo de 6 años podría entrar al fútbol.
  • El padre se pregunta si es correcto permitirles participar en estos deportes que limitan su tiempo con ellos.
  • Quiere saber cómo abordar esta situación sin causar resentimientos en sus hijos.

Debate

M

Madre: He estado separado de mis hijos durante más de 3 años. Su madre los trasladó de Long Beach, donde vivo, a Corona, a unos 45 minutos de aquí. Mi hija jugó softball el año pasado y le encantó. Pero me di cuenta de cuánto tiempo consume este deporte. No quiero que vuelva a practicar deportes de equipo. Mi hijo también está interesado en el fútbol, pero no quiero que haga deportes de equipo. Me preocupa que si le digo que no a mi hija, ella me odie para siempre y se sienta resentida. ¿Cómo debo manejar esta situación?

A

Abuelita: Comprendo tu preocupación. Los deportes de equipo pueden ser muy exigentes en términos de tiempo. Sin embargo, también pueden ser muy importantes para algunos niños, especialmente a la edad de tu hija. Lo primero que debes hacer es averiguar cuánto le importa el softball a tu hija. Luego, podrías considerar proponerle una alternativa que no interfiera tanto con tu tiempo juntos, como lecciones privadas de softball. Como una abuela que ha visto a muchos niños crecer, te diría que a veces es como cocinar un mole, se necesita tiempo y paciencia para que los ingredientes se mezclen correctamente y el sabor sea el mejor. En este caso, los ingredientes son el tiempo en familia y las actividades individuales de los niños.


Próximos pasos

  • Hablar con la hija para entender cuánto le importa el softball.
  • Considerar la propuesta de lecciones privadas de softball.
  • Hablar con el hijo sobre sus intereses deportivos.
  • Mantener un equilibrio entre el tiempo en familia y las actividades individuales de los niños.